Nuevas confirmaciones para el Iboga Summer Festival 2016

cartel iboga-2016

Coincidiendo con el fin del año, Iboga Summer Festival anunció nuevas confirmaciones para su IV edición, que se celebrará del 28 al 30 de julio en la playa de Tavernes de la Valldigna, en la provincia de Valencia. Entre ellas, la del primer cabeza de cartel, el performer australiano Dub FX.  Un solo hombre, Benjamin Stanford, con su voz, un micro, pedales, sámplers y sintetizadores para crear temas que basculan entre el hip hop y el reggae y la sofisticación del drum’n’bass. ¿Cómo? Con la técnica del live looping. Dub FX canta, graba y crea los temas con sus aparatos sobre la marcha reproduciendo un espectro de sonidos como si de una banda se tratara, siendo él solito. Todo un espectáculo en directo que tras pasar por Coachella, Woodstock y Glastonbury, será digno de ver y bailar en el Iboga 2016.

La organización también confirma a los húngaros Bohemian Betyars, asiduos al festival desde su primera edición en 2013 por gracia del público iboguero que, tras bailar frenéticamente a ritmo de punk y balkan en cada uno de sus conciertos, reclaman su presencia en sucesivas ediciones.

 Spin Te Kú, autores del “himno” del Iboga, es otra de las bandas que repetirá tras estrenarse en el festival en 2014. El concierto de los madrileños fue de los más aclamados y regresan por tercer año consecutivo en representación de una escena nacional que cada vez conecta más con raíces balkan para crear nuevos estilos que parten de géneros como el ska y el rock.

 Estas confirmaciones se unen a las ya publicadas en octubre: Dubioza Kolektiv, Kultur Shock, Empatee du Weis y Chotokoeu. Así se va perfilando el cuarto Iboga Summer Festival, que en enero comunicará nuevos cabezas de cartel. Un line-up donde el balkan sigue siendo la referencia pero en el que la confluencia de estilos y procedencia de los músicos dan muestra de las nuevas músicas de la era global. Una oportunidad también para apostar por este festival ahora que los abonos están a su precio más bajo. Apenas 10€ al día por una experiencia musical en el Mediterráneo valenciano, que asegura actividades paralelas las 24 horas, y que en la pasada edición reunió a más de 22.000 personas.